martes, 16 de octubre de 2007

Adiós


"Era lo que tenía que hacer. Por fin puedo estar tranquila. Por fin fuimos sinceros el uno con el otro. Por fin dejamos atrás el orgullo para dar paso a la sinceridad…


Pudimos hacerlo mejor. Pudo haber sido distinto. Pero por alguna razón, las cosas no fueron a más, y no había más remedio que aceptarlo. No se pueden volver a cerrar los ojos. No podemos volver hacia lo que nunca fue y pudo haber sido. No era lo que tenía que pasar.


Y no hay rencor en mi corazón a pesar de todo. No quiero recordar lo malo. Y me limitaré a pensar en los buenos momentos, en los que creímos ser algo más que amigos. Siempre lo recordaré como una bonita equivocación.


Ahora que nada nos ata. Ahora que de una vez somos conscientes de que nuestro cariño va por caminos distintos. Solo espero que comiences a creer. Porque tener fe no es malo."


21/5/2007

No hay comentarios: