lunes, 15 de octubre de 2007

El paseo de los enamorados.


En uno de los rincones del Parque Güell de Barcelona, podemos encontrar el famoso paseo de los enamorados, donde la magia se despierta en cada uno de los corazones que lo recorren.


¿Y qué es estar enamorado? ¿Quién podría describirlo?

Tal vez fuera un gran error tratar de describir un sentimiento tan intenso. Tal vez nos faltaran las palabras a la hora de explicarlo. Tal vez si pudiésemos hacerlo no estaríamos enamorados. Tal vez, sólo tal vez.


Nadie dicta unas normas, y nadie nos da un manual para amar correctamente. Sí, sería horrible si eso ocurriera. Sería un falso amor, aunque más fácil, más sencillo… Pero al fin y al cabo, nunca real.

En cada uno de mis pasos, me dejo llevar por la intensidad que las paredes desprenden, y la majestuosidad del parque en el que se encuentra.


Porque las leyendas, son simplemente leyendas, pero en ciertas ocasiones, ayudan a alimentar la fe.

No hay comentarios: