lunes, 15 de octubre de 2007

Grita



Grita


Grita alto para que todo el mundo te escuche. Grita para demostrar que tu corazón aún sigue vivo. Para que el universo entero sepa que jamás te rendirás. No ahora. Aún queda mucho por hacer. Aún quedan muchas piedras con las que tropezar, con las que caer, con las que aumentar tu sabiduría.


Grita. Grita cuando tengas miedo. Cuando sientas que tu mundo se derrite porque el sol es demasiado intenso. Cuando ya no puedas más. Cuando ya no quepa más agua dentro del vaso y explote, y los cristales queden desperdigados en mitad del camino.

Grita, Grita cuando no puedas ser más feliz. Cuando unas todas aquellas alegrías que tu alma alberga. Cuando quieras saltar, y saltar, y saltar hasta que tu cuerpo se agote y un sudor frio recorra tu frente. Cuando tu vida sea una canción constante que jamás deja de sonar. Cuando no puedas parar de sonreír.

Grita. Grita cuando te veas obligada a decir adiós a alguien de quien no quieres despedirte. Cuando con un abrazo logres parar el tiempo. Cuando un beso despierte todas aquellas mariposas que dormían en tu estómago. Cuando al cerrar los ojos no puedas ver más que su rostro, perfecto, vacío, sin ganas… Cuando levantes la cabeza del suelo y seas capaz de mantenerte en pie.

Grita. Cuando quieras. Cuando puedas. Cuando lo necesites.



Cada persona es única. Nadie es pequeño e insignificante. Siempre habrá alguien que te demostrará lo grande que eres. Siempre habrá alguien que escuchará tus gritos… Alguien que saldrá a buscarte para gritar contigo.

No hay comentarios: