miércoles, 17 de octubre de 2007

Mi propia vida




“Por un instante sentí que el aire comprimía mis venas.

Y quise cerrar los ojos para no despertar jamás, para no pensarte nunca y te borraras de mis versos.

Sin querer noté como una lágrima se desprendía por mi mejilla y despintaba aquel papel que cubría nuestra historia, nuestra vida en común.

Sin querer quise aferrarme a cada uno de los recuerdos que dejábamos atrás, y clavarlos en mí, para que no se alejasen nunca.

Pero el tiempo lo cambia todo, y los minutos pasan, las horas pasan, los días pasan y de repente una noche mirando al infinito supe que ya no había vuelta atrás. Que mi corazón jamás podría amarte de nuevo y que nunca más formarías parte de mi pequeño universo.

Pude comprobar cómo nuevos sentimientos se posaban en mí, cual mariposa encantada y supe al fin que tras aquella puerta que se cerró a cal y canto tras nuestro adiós, estaba mi vida, mi propia vida."

martes, 16 de octubre de 2007

Y soñaré


Shh, no preguntes. Solo abrázame.
Abrázame fuerte hasta que pueda escuchar como late tu corazón...

Y soñaré que despierto y te veo, te toco, te siento.
Soñaré que mi respiración se pierde en tu pelo, que la tuya empapa mi pecho y que hablaremos con miradas usando el lenguaje de las caricias....
Y soñaré que un día despierto y eso es real... y soñaré que camino de tu mano, y que no hay nada más a nuestro alrededor.
Nada que pueda interrumpir nuestro sueño, nada que nos moleste.
Y soñaré que te tengo frente a frente, y que sonríes a mi lado. Que eres siempre feliz, que te hago siempre feliz....
Y soñaré que soñamos nuestro sueño, y creeré que crees que soñamos.

Quiero que las murallas de mi castillo te protejan, que nadie más te vuelva a hacer daño que nadie confunda lo que sientas y pasear por el patio de armas, y ver atardecer desde lo alto d la torre, abrazados, y que nuestra piel sea una sola, para que nuestras miradas se crucen, sin saber, que después despertaremos del sueño, y volverán a encontrarse.


Y soñaré que despierto recostada sobre tu pecho, y que despierto de este sueño con un beso tuyo.
Soñaré que todo esto es real, que nada es imposible, y que somos capaces de conseguirlo.
Soñaré que la distancia no es tan larga, y que a cada paso que de te econtraré a mi lado, conmigo, protegiéndome... como solo tú sabes hacerlo.
Y soñaré que de verdad vale la pena, y que mis dudas se disipan de una vez por todas... dejándome sólo verte a ti.

Voy a cerrar los ojos


“Hoy voy a cerrar los ojos para pensar en ti.
Para imaginarte esbozando una sonrisa.
Hoy voy a cerrar los ojos para imaginarte así,
con esa jovialidad que me hace tan feliz.


Porque soy tan tuya que hasta mi corazón te late.
Porque soy tan tuya que hasta mis ojos te lloran.
Porque soy tan tuya que hasta mi piel te siente.
Porque soy tan tuya que hasta mis manos te tocan.


Hoy voy a cerrar los ojos para sentirte en mi oscuridad.
Para susurrarte un “te quiero” sin que puedas verme.
Para poder besarte toda una eternidad.
Hoy voy a cerrar los ojos para que puedas tenerme.


Y están más llenos mis días desde que apareciste,
Haciéndome feliz, solo como tú sabes.
Y son menos largas las horas cuando hablo contigo,
Porque el tiempo vuela, entre palabras distantes.


Hoy voy a cerrar los ojos para imaginarme contigo,
Y cierra tú los tuyos, nos vemos a mitad del camino."

Contaré


“Y contaré con los dedos de una mano los minutos que me quedan para verte.

Y sonreiré al caminar hasta tu lado, y correré para por fin poder tenerte.

Lucharé contra las dudas, contra el destino y contra el viento.

Soñaré con tus caricias, tus abrazos y tus besos.

Y contaré con los dedos de una mano, los segundos que me quedan para oírte.

Para escuchar tu voz perdiéndose en el tiempo.

Para escuchar la dulce melodía de tus cuentos.
Y recordar por siempre la poesía de tus sueños.

Yo confiaré, confiaré…En que me amas, en que te amo… en que todo podrá ir bien…”

Adiós


"Era lo que tenía que hacer. Por fin puedo estar tranquila. Por fin fuimos sinceros el uno con el otro. Por fin dejamos atrás el orgullo para dar paso a la sinceridad…


Pudimos hacerlo mejor. Pudo haber sido distinto. Pero por alguna razón, las cosas no fueron a más, y no había más remedio que aceptarlo. No se pueden volver a cerrar los ojos. No podemos volver hacia lo que nunca fue y pudo haber sido. No era lo que tenía que pasar.


Y no hay rencor en mi corazón a pesar de todo. No quiero recordar lo malo. Y me limitaré a pensar en los buenos momentos, en los que creímos ser algo más que amigos. Siempre lo recordaré como una bonita equivocación.


Ahora que nada nos ata. Ahora que de una vez somos conscientes de que nuestro cariño va por caminos distintos. Solo espero que comiences a creer. Porque tener fe no es malo."


21/5/2007

lunes, 15 de octubre de 2007

El paseo de los enamorados.


En uno de los rincones del Parque Güell de Barcelona, podemos encontrar el famoso paseo de los enamorados, donde la magia se despierta en cada uno de los corazones que lo recorren.


¿Y qué es estar enamorado? ¿Quién podría describirlo?

Tal vez fuera un gran error tratar de describir un sentimiento tan intenso. Tal vez nos faltaran las palabras a la hora de explicarlo. Tal vez si pudiésemos hacerlo no estaríamos enamorados. Tal vez, sólo tal vez.


Nadie dicta unas normas, y nadie nos da un manual para amar correctamente. Sí, sería horrible si eso ocurriera. Sería un falso amor, aunque más fácil, más sencillo… Pero al fin y al cabo, nunca real.

En cada uno de mis pasos, me dejo llevar por la intensidad que las paredes desprenden, y la majestuosidad del parque en el que se encuentra.


Porque las leyendas, son simplemente leyendas, pero en ciertas ocasiones, ayudan a alimentar la fe.

Grita



Grita


Grita alto para que todo el mundo te escuche. Grita para demostrar que tu corazón aún sigue vivo. Para que el universo entero sepa que jamás te rendirás. No ahora. Aún queda mucho por hacer. Aún quedan muchas piedras con las que tropezar, con las que caer, con las que aumentar tu sabiduría.


Grita. Grita cuando tengas miedo. Cuando sientas que tu mundo se derrite porque el sol es demasiado intenso. Cuando ya no puedas más. Cuando ya no quepa más agua dentro del vaso y explote, y los cristales queden desperdigados en mitad del camino.

Grita, Grita cuando no puedas ser más feliz. Cuando unas todas aquellas alegrías que tu alma alberga. Cuando quieras saltar, y saltar, y saltar hasta que tu cuerpo se agote y un sudor frio recorra tu frente. Cuando tu vida sea una canción constante que jamás deja de sonar. Cuando no puedas parar de sonreír.

Grita. Grita cuando te veas obligada a decir adiós a alguien de quien no quieres despedirte. Cuando con un abrazo logres parar el tiempo. Cuando un beso despierte todas aquellas mariposas que dormían en tu estómago. Cuando al cerrar los ojos no puedas ver más que su rostro, perfecto, vacío, sin ganas… Cuando levantes la cabeza del suelo y seas capaz de mantenerte en pie.

Grita. Cuando quieras. Cuando puedas. Cuando lo necesites.



Cada persona es única. Nadie es pequeño e insignificante. Siempre habrá alguien que te demostrará lo grande que eres. Siempre habrá alguien que escuchará tus gritos… Alguien que saldrá a buscarte para gritar contigo.