martes, 16 de septiembre de 2008

Storm


Tal vez puedas oír mi voz tras la muralla,
Y contemplar el brillo que se escapa de mis ojos.
Tal vez puedas impedir que mis pies se vayan,
De aquel lugar en el que no te pertenezco.



¿Realmente crees que funcionará? Si ya apenas nuestras miradas se unen del mismo modo… Echo de menos esa conexión, esa magia, ese milagro que producía el contacto de nuestros labios. Ha llovido tanto desde aquello que tal vez los sentimientos se hayan cansado de intentar mantenerse a flote, y ahora tan sólo se resignan a morir ahogados en su propia tormenta.

No sé por qué, pero hace días que las lágrimas se agolpan en mi garganta, a la espera de que mi orgullo se rinda, y acepte la derrota. Si por un instante volvieses a verme del mismo modo… A regalarme aquella sonrisa… Encontraría el modo de renovar mis fuerzas y las ganas de luchar; para demostrarle al mundo que el sacrificio tenía sentido…

No hay comentarios: