viernes, 7 de marzo de 2008

Pérdidas



Creo que me he vuelto rara escribiendo. O tal vez sea que mi manera de ver el mundo ha cambiado y ha pasado a ser más abstracta. Tal vez he evolucionado en mis textos, en cada línea; algunos pensarán que para mejor, y otros… ¡Quién sabe! A otros les importará una mierda lo que escriba, y es normal. Lo curioso de esto es que creo haber aprendido a camuflar sentimientos. Por ello, es importante saber o tener el don de saber leer entre líneas, de entender realmente de lo que uno habla sin tener que hacer preguntas; así cuando uno dice “rojo” otro entiende “pasión”, “amor” o lo que quiera dar por hecho.

Hace un tiempo me di cuenta de que las personas solemos perder muchas cosas por el camino. Cosas que no tienen importancia y cosas que la tienen pero que preferimos dejar libres. A veces, años más tarde, nos encontramos de frente con ellas y recordamos que una vez formaron parte de nuestra vida. Y mientras algunos optan por sonreír y seguir hacia delante, otros permanecen callados durante un minuto intentado recordar qué es lo que les hizo perder aquello.

Yo una vez me perdí; continué mi camino a solas. El otro día, por casualidad, me encontré. Y fue entonces cuando me di cuenta de que el tiempo pasa, y de que a veces es mejor no pararse demasiado tiempo, para aceptar, que la evolución interior es algo natural en el ser humano, que hoy por hoy sigue siendo inalcanzable e imparable ante los ojos de la humanidad.

miércoles, 5 de marzo de 2008

El rojo



El color rojo es el del fuego y el de la sangre, por lo que se asocia al peligro, la guerra, la energía, la fortaleza, la determinación, así como a la pasión, al deseo y al amor.

Es un color muy intenso a nivel emocional. Mejora el metabolismo humano, aumenta el ritmo respiratorio y eleva la presión sanguínea.

Tiene una visibilidad muy alta, por lo que se suele utilizar en avisos importantes, prohibiciones y llamadas de precaución.

En publicidad se utiliza para provocar sentimientos eróticos. Símbolos como labios o uñas rojos, zapatos, vestidos… etc, son arquetipos en la comunicación visual sugerente.

Al estar muy relacionado con la energía, es muy adecuado para anunciar vehículos, bebidas energéticas, juegos, deportes y actividades de riesgo.

En heráldica el rojo simboliza valor y coraje. Es un color muy utilizado en las banderas de muchos países.

El rojo claro simboliza alegría, sensualidad, pasión, amor y sensibilidad.

El rojo oscuro evoca energía, vigor, furia, fuerza de voluntad, cólera, ira, malicia, valor y capacidad de liderazgo. En otro sentido, también representa añoranza.

No sé por qué las personas no se visten más con el color rojo. Cada vez que me pongo ese vestido es como si el decorado se tiñera de gris y todo el mundo tuviese la necesidad de observarme por una milésima de segundo…

martes, 4 de marzo de 2008

¿Rara? No. Distinta.



Son días de invierno. Días de lluvia y de frío. Días de correr a todas partes. Días de echar volar el pelo al viento. Días de bufanda y gorro. Días de grisácea monotonía. Pero también son días de palabras luminosas. Días de locura incontrolada. Días de sonrisas sin motivo. Días de caricias sin descanso. Días de color y de esperanza.

Y por suponer supongo, que debemos dejar a un lado la generalización. Y por suponer supongo tantas cosas que hasta me doy la razón. Es invierno tras las puertas; primavera en mi colchón.

Ho voglia di te- Gabriele Tononi





La semplicità con cui ti ho trovato
è stata un mistero
Due anni fuori perso nei pensieri
in un altro emisfero
Sorridi dolcemente guardi avanti
è tutto come un incanto
Non ci credo che io possa star con te
E penso intanto Che
io ho voglia di te non capisco
perchè non c’è niente da dire
io ho voglia di te non capisco
perchè non c’è niente da fare



I ricordi non son più un problema
io mi lascio andare
sfreccio via nella città
con te che ti fai tanto amare
io ho voglia di te non capisco
perchè non c’è niente da dire
io ho voglia di te non capisco
perchè non c’è niente da fare



Incontro lui che mi ha lasciato dentro
un vuoto così immenso
Il bello è che non mi fa più effetto starle così accanto
Perché…perché…perché…



io ho voglia di te non capisco
perchè non c’è niente da dire
io ho voglia di te non capisco
perchè non c’è niente da fare



HO VOGLIA DI TE!!!
HO VOGLIA DI TE!!!
HO VOGLIA DI TE!!!




lunes, 3 de marzo de 2008

Corazón dormido




Nuevamente en mi ventana observo callada el mundo. Todo gira, se estremece, como yo con tus susurros. Veo personas que viajan hacia lugares perdidos, pues sólo ellos conocen el camino a su destino. Cierro los ojos y aspiro el idioma de sus pasos. Cierro los ojos y miro el por qué de sus abrazos. En mi mente se disuelven partituras desgastadas, que remueven sin quererlo el interior de mi alma. ¿Por qué soy tan diferente? ¿Por qué veo irrealidades? ¿Por qué mis ojos deambulan entre distintas verdades? Es mi corazón dormido el que a veces se despierta. Es mi corazón dormido el que hace que yo sienta.

domingo, 2 de marzo de 2008

El final...


-No te vayas por favor, no te vayas…


-No nos hagamos más daño. No me hagas verte así. No quieras que permanezca a tu lado por lo que un día fue y ha dejado de ser.


-Sabes que esto puede funcionar. Funcionó. Éramos felices. ¿Por qué no iba a funcionar ahora?


-Porque los dos somos conscientes de que en un segundo nuestro amor se perdió en el camino. Y su luz dejó de brillar. Y su canción dejó de sonar. Y sus versos dejaron de rimar. Y su corazón dejó de palpitar. Y ni tú, ni yo fuimos capaces de encontrarlo.

He perdido el control


He perdido el control. De ti, de mí, de nosotros. Me siento incapaz de dar marcha atrás. Ya hemos ido demasiado lejos. Ya dejamos viajar nuestro amor por distintos lugares. Ya dejamos escapar al aire un mínimo esbozo de este sentimiento que a veces nos mantiene vivos y a veces nos ahoga.
He perdido el control. De todo el espacio que nos rodea. Me siento con fuerzas para luchar entre mil mares, mil tormentas. Me siento capaz de arriesgar mi aire sólo por un minuto más a tu lado. La felicidad que tú me has dado mantiene a flote nuestro barco de ilusiones y esperanzas; mantiene encendida la llama incandescente.
He perdido el control. Pues es a ti a quien veo en cada piedra del camino. Pues es a ti a quien amo por encima del todo y del nada. Pues es a ti a quien quiero ver a mi lado en mis mañanas.
He perdido el control y sin saber por qué, siento que no podría ser más feliz.

Ya es tarde


¿Cómo saber cuál es el momento? El momento indicado para volar, para dejarse llevar, para romper con lo establecido, para soñar, para no darle importancia al decorado, para reír hasta llorar, para creer… sobre todo para creer que puede ser posible.
Tocas mi mano y mi corazón tiembla. Mueves mi mundo, a cada paso que das. Te metes en mis sueños y odio la luz del día. Rozas mi sonrisa y ya dejo de pensar.
Me abrigas con tus brazos, y mi cuerpo se estremece. Caminas a mi lado, me das seguridad. Te miras en mis ojos y ya no quiero cerrarlos. Acaricias mi locura, ya no pienso en nada más.
¿Cómo adivinar entonces cuáles son las condiciones? Condiciones para amarte sin volver la vista atrás. Condiciones para echar todo mi amor en un vaso y apostar a que esta noche de un sorbo lo beberás.
Y ya es tarde, demasiado. Ya me perdí en tu canción. Ya no deja de sonarme, tu latido en mi colchón.
Y ya es tarde, demasiado. Ya me he dejado llevar. Ya mis pies van caminando, hacia ti, hacia dónde estás.