lunes, 14 de diciembre de 2009

Adelante.


Y no sé a dónde voy, ni si saldré ilesa. Tal vez termine arrastrando una vieja maleta llena de pedacitos de mí; sollozando al recordarte sin remedio en cada paso, y preguntándome por qué una vez más no hice caso a mi cabeza. Pero tal vez me llene de felicidad, en mis mañanas se acumulen las sonrisas, y la vida por fin me regale algo de suerte para empezar. Por eso me arriesgo. Por eso sigo adelante. Reconozco que siempre me gustaron los retos con final feliz…

lunes, 30 de noviembre de 2009

Podría hacer tantas cosas...


Podría dormir para siempre, entre tus brazos.
Olvidarme del futuro y del pasado, pasado amigo.
Podría sonreír sin pausa, aquí a tu lado.
Y soñarme sin mis miedos; y amar contigo.

Podría pasar las noches sólo observando,
La inmensidad de un pensamiento en tu mirada.
Podría pasar mis días tan sólo ansiando,
Cada uno de tus dedos sobre mi espalda.

Podría perderme en tus labios que me rescatan,
De esta cárcel que es desierto, sin tus palabras.
Podría quererte despacio, pero con ganas,
Olvidando cada lágrima vertida, que con cadenas me ata.

Podría salir corriendo, y huír de esto.
Escaparme de este manto de emociones, que me resguarda.
Podría vivir sin ti, pero no quiero.
Prefiero tenerte y besarte, para que no te vayas.

domingo, 22 de noviembre de 2009

Hombre enamorado


Vuelve a mis brazos, que sólo quieren protegerte del frío que nos congela. Vuelve porque no concibo un lugar en el que no exista la posibilidad de encontrarnos. Porque no paso un segundo sin imaginarte sentada a mi lado; sonriendo inocente. Vuelve porque eres tú, y nadie más, la mujer con la que quiero despertar cada día del resto de mi existencia. Vuelve a mis brazos, que te han esperado siempre, sin preocuparse del reloj. Vuelve porque siento unas ganas infinitas de besarte eternamente. Vuelve simple y llanamente porque te quiero, y eso es algo que no cambiará nunca, ni tan siquiera con las arrugas del tiempo…

martes, 17 de noviembre de 2009

Crítica


No entiendo qué sucede con los seres humanos. Pasamos más de la mitad de nuestra vida buscando la oportunidad de ser felices, de cumplir nuestros objetivos, de conocer a esa persona que se presentaba cada noche en nuestros sueños llenando todo el universo de mariposas de colores. Y sin embargo, cuando encontramos la verdad de frente, cuando podemos dar el paso que nos lleva a lograrlo, permitimos que el miedo nos domine, arrastrándonos de nuevo al principio, con las manos vacías.

¿Cuántas veces más debemos dejar que los recuerdos nos ataquen? ¿A cuántas voces más dejaremos colarse en nuestros pensamientos y decisiones? ¿Cuántas negativas más seremos capaces de imponernos a nosotros mismos?

No sé si es cosa de la edad, o de la vida misma, pero cada día tengo más claro que el tiempo es valioso, que comienza y termina del modo más inesperado, y sobre todas las cosas, que no estamos en posición de dejarlo escapar tontamente. Simplemente me he dado cuenta de que he perdido demasiadas cosas por el temor a no saber mantenerlas, y que no soy la única, pues todos lo hacemos de una manera u otra. No disfrutamos de las pequeñas alegrías porque tan sólo ansiamos esa gran felicidad que nos regalan las películas.

Por eso hoy quiero cambiar las cosas. Quiero dar un giro completo. Por eso hoy he decidido que voy a comprar un billete de ida a mis miedos. Que se acabó. Y os animo a que hagáis lo mismo. Porque no es malo sonreír tontamente al recibir una llamada de teléfono, ni abrazar sin motivo o besar sin excusa alguna. Porque el mundo puede ser cambiado, y nada ni nadie debería interponerse entre nosotros y nuestros sueños.

Hagamos aquello que siempre quisimos hacer. Esforcémonos por ser quienes somos, sin temor a ser rechazados. Expongamos nuestros sentimientos para no pasarnos un siglo imaginando qué podría haber pasado. Sintamos como nunca. Vivamos lo que nos venga, sólo eso.

No es tan difícil ¿verdad?

viernes, 13 de noviembre de 2009

Misterio


Cada vez que caminaba por su lado se le erizaba la piel. Se sumía en un escalofrío que le recorría de pies a cabeza. No era capaz de descubrir su sonrisa sin temblar, ni de rozar su mano sin que le quemasen las ganas. Desde que apareció, sólo soñaba con sus pasos acercándose a la puerta, y con sus besos adentrándose en la oscuridad de la habitación.

Él era un misterio. Un personaje sin pasado. Un alma en ruinas, que buscaba desesperadamente una reparación a corto plazo. Y entonces la encontró a ella, tan llena de vida y tan vacía de ilusión... Fue entonces cuando en cuestión de un minuto halló la auténtica razón de su viaje; el destino de sus actos. Salvarla. Y hacerle recordar que el mundo, a pesar de los escombros, seguía siendo el mejor lugar para vivir.

Ximena Sariñana


La descubrí en una película llamada "Amarte duele", y me la encontré de nuevo en "Niñas mal". Me volvieron loca algunas canciones de sus respectivas bandas sonoras y como fiel curiosa que soy, me di cuenta de que ella misma era la compositora. Desde entonces le sigo la pista a su música, y hoy quiero regalaros un par de temas que me encantan y que me incitan a cerrar los ojos y simplemente disfrutar...



martes, 10 de noviembre de 2009

Una de sueños...


Hoy he soñado contigo. Caminábamos en direcciones opuestas y vestías la sonrisa de siempre. La música acompasaba tus pasos, medidos, calculados. Yo adornaba mis pensamientos con uno de mis muchos vestidos. Temblaba, aunque mis manos estaban curiosamente ardiendo. Y sin embargo al cruzarnos apenas nos miramos. Éramos dos extraños atravesando carriles distintos. Como si jamás hubiésemos compartido nada. Como si nuestros corazones jamás hubiesen ido cogidos de la mano. Extraños, cuyas vidas crecían sobre tierras separadas. Hoy he soñado con alguien que se parecía a ti. Pero no eras tú. Y me ha alegrado despertar y saber que aún éramos amigos, a pesar de todo.

sábado, 7 de noviembre de 2009

C'est fini


Lo cierto es que me quedé vacía. Gasté todas mis reservas, y ahora necesito tiempo para recuperarme. Por esa razón jamás podría darte lo que necesitas, aunque me esfuerce. Porque mi corazón está tan desgastado que no se le escucha. Porque me susurra mientras duermo, pidiéndome vacaciones. Porque sé que no eres tú, pero me niego a creerlo.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Rabieta monumental.


Últimamente no sé qué me pasa. No soy capaz de escribir nada coherente. No soy capaz de vaciarme. Es como si sintiera que al traspasar mis sentimientos al papel, estos podrían mirarme de frente, y mostrarse como una verdad auténtica, imposible de esconder.

Y estoy profundamente cabreada en este instante por no poder arrancar la venda de mis ojos. Por encontrarme de nuevo en un callejón sin salida; observando todo lo que sucede a mi alrededor, dejando que me afecte; como un espectador que sufriendo al ver una película de terror es incapaz de presionar el botón de apagado del mando porque las ganas de conocer el final de la historia son más fuertes que su miedo.

Lo único que consigue calmarme en los momentos así es la melodía de un piano. No sé qué tiene, pero por unos segundos me hace olvidarme de mí misma, y de todo este desorden que me rodea. Hoy he elegido algo especial… Algo que me recuerda la razón por la que seguí escribiendo a pesar de todo.

Hoy os regalo música para soñar, para olvidar, para disfrutar…




domingo, 25 de octubre de 2009

Libertad.


Y ahora es cuando empiezo a creer que he estado equivocada todo este tiempo, y me acurruco en mi pequeño rincón de pensamientos. Definitivamente, lo hecho, hecho está; y una cosa tengo clara… Ahora no me apetece complicarme más la existencia, que ya bastante tengo. No pienso dejar que me corten las alas.

miércoles, 21 de octubre de 2009

Diálogos absurdos


-¿Qué se supone que estás haciendo Miri? Me dijiste que se acabó, que te ibas a centrar en tus estudios…

-No sé. No sé lo que estoy haciendo. No puedo pensar; lo intento pero no puedo. Yo simplemente… me dejo llevar. Pero sé que tengo que parar, antes de que sea demasiado tarde.

-No me malinterpretes. No creo que hagas nada malo… es sólo que no quiero que juegues con tu futuro. Sé lo importante que es para ti.

-Y yo. Y yo también lo sé. Pero hay algo dentro de mí que me impide frenar ¿entiendes? Es horrible. Otra vez esa maldita sensación. No la quiero. ¡No la quiero!

-Y sin embargo te levantas todos los días con una sonrisa en la cara ¿verdad?

viernes, 16 de octubre de 2009

Micaela II


Micaela se despertó con el ánimo por los cielos (y no por los suelos), y tras deshacerse del pijama, se regaló una ducha rápida y fría. Con la toalla sobre la cabeza y el cuerpo desnudo, al mirarse en el espejo supo que por fin se había encontrado. No más mentiras, no más palabras dichas por decir, y por encima de todas las cosas, no más amores de una noche que al final, lo único que aportan es una mayor resaca.

domingo, 11 de octubre de 2009

Me muero.


Me muero por darte un beso que te deje sin aliento. Por desnudarte a mi antojo sin preocuparme del tiempo. Por acariciar cada lunar de tu cuerpo y desgastarme el alma de tanto quererte.

Me muero por cogerte de la mano y andar sin rumbo. Por abrazarte tan fuerte que hasta mis pulmones lo noten. Por sonsacarte una carcajada que haga que el mundo entero se muera de envidia.

Me muero por ti.

Micaela I


Micaela estaba cansada de amores de una noche. De besos con sabor a ginebra, y de hombres semi- perfumados.

Con el rostro en la almohada y “somewhere only we know” resonando en sus oídos, recordaba tiempos mejores en los que su vida se llenaba de abrazos y sonrisas de verdad; de esas que querrías no dejar de ver nunca.

Micaela no se sentía infeliz con su soledad recién adquirida, pero estaba hambrienta de cariño. No echaba de menos el sexo, pero sí las complices miradas. Un café bien acompañado, y una charla interesante.

Estaba impaciente por descubrir la siguiente piedra del camino.



lunes, 28 de septiembre de 2009

Fronteras.


Ya nada volverá a ser igual. Hoy me he despertado en una casa completamente distinta; en un mundo distinto. El tiempo para asimilarlo ha sido corto, y creo que aún no me he hecho a la idea. Los años pasan y todo crece; todo cambia; todo se transforma. Me he dado cuenta de que estoy ante esa fina línea que marca la distancia entre el antes y el después, y que no debo hacer nada, más que conformarme. En mi interior, una mezcla de tristeza y alegría. Dos sentimientos aparentemente incompatibles que se han cogido de la mano. Ahora sólo me queda esperar, con la incertidumbre, el miedo y la curiosidad. Ahora no tengo muchas ganas de volver a escribir, aunque tal vez lo haga. Tal vez un día de estos.

martes, 15 de septiembre de 2009

No.


No apartes la mirada. Quiero descifrar el acertijo que suponen tus ojos. No des un paso atrás. Quiero tan sólo cogerte de la mano y dar un paseo. No digas nada todavía. Quiero disfrutar de este silencio a tu lado. No trates de no sentir nada. Quiero una dosis de sinceridad para poder dormir. No huyas. Quiero enseñarte que siempre puede ser mejor. No busques una explicación. Quiero que entiendas que a veces, estas cosas, simplemente suceden.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Seguir.


Silvia se marchó de allí con los cristales rotos en su interior. No quería olvidar, pero sí seguir caminando. Tal vez su hermano tuviera razón al afirmar que el tiempo hablaría en último lugar, pues al fin y al cabo, él era el dueño de las palabras. Sin embargo las mejillas le olían a sal, y muy a su pesar había algo que sabía con certeza. Que ya nada sería igual. Que todo cambiaría. Que el día y la noche serían uno, y que las agujas de su reloj tardarían mucho en descongelarse.

jueves, 3 de septiembre de 2009

Sin título.


Ya no hay marcha atrás. Ya no hay peros que valgan. Ya no hay desvíos posibles. Sólo un camino; el que yo elijo. El que yo siento. El que yo quiero.

Aunque las rodillas me tiemblen y mi corazón se llene de miedo, siento unas manos que me empujan a seguir hacia delante. El reloj se ha parado. Es el momento. Hay que decir adiós.

Adiós por los abrazos que existieron.
Adiós por las palabras silenciadas.
Adiós por los besos que me eligieron.
Adiós por las sonrisas enjauladas.



martes, 1 de septiembre de 2009

Desvaríos varios III


Marta ha dejado de mirar constantemente la aguja de su reloj. Sabe que ya es demasiado tarde, y ésta vez no se conforma con soñar. Vuelve por décima vez a revolotear la cucharilla en el café ya frío y sin esencia y decide recoger sus cosas. ¿Para qué esperar?

Mientras camina por las calles llenas de voces que se entrecruzan, escucha el sonido de su móvil que trata de hacerse notar en el interior de su enorme bolso. Ni siquiera se molesta en buscarlo, ya dejarán de llamar. Ya lo encontrará. Había tomado la decisión de tirarlo a la basura en cuanto llegase a casa.

Marta ya no quería estar conectada con el mundo. No lo necesitaba, y él a ella tampoco.

sábado, 29 de agosto de 2009

Tiempo atrás


Tiempo atrás, mis sentimientos se volvieron poesía. Sólo bastaba con cerrar los ojos y pensarte; sellar mis labios y hablarte; soñar de día y verte.

Tiempo atrás me hice cuerda, y nudo a nudo llegué a tus brazos. Sólo bastó un minuto para quererte; una sonrisa para besarte; y un millón de horas para conocerte.

Tiempo atrás rocé las nubes, sin despegar mis pies del suelo. Sólo bastaba con tenerte; imaginarte; perderte.

Tiempo atrás me quedé atrás. En el cajón de versos perdidos. En el jarrón sin vida. En la mudez de una canción sin sonido. Y en la memoria de un amor sin cobertura.

viernes, 28 de agosto de 2009

jueves, 27 de agosto de 2009

Puli.


Aun a riesgo de parecer pedante, me gustaría realizar un pequeño paréntesis en este lugar anidado por el romanticismo y la tragedia. Quisiera, sin más, felicitar de la manera que mejor sé, a una gran amiga, escritora y sobre todo, gran persona.

Estoy segura de que a Puli jamás se le pasó por la cabeza entablar amistad con alguien como yo, con gustos totalmente opuestos y tan notable y enorme sensibilidad. Lo cierto es que sucedió, aunque yo tampoco pudiese imaginarlo, y además, entre estos dos pilares de arte distinto, encontramos uno más llamado Sarah.

Puli me dio a conocer el que hoy por hoy es mi libro favorito y me animó a seguir leyendo hasta hacer romper las estadísticas. Puli siempre produjo cierta fascinación en mí con sus palabras y me animó a perfeccionar las mías, aun sabiendo que la mayoría de las veces no hago caso a nadie y sigo recta por el camino que marco.
Puli, en mi opinión, siempre ha poseído un talento especial; ese “algo” que hace que una persona sea única y distinta al resto.

A Puli nunca le ha gustado del todo que le dijera que algún día vería escrito su nombre en la portada de un libro, pero yo lo he seguido haciendo, pues tengo la certeza de que así será y de que mi corazón se llenará de un orgullo inmenso.

Puli y yo recibimos juntas nuestro primer premio de relatos de instituto. Ella el primero y yo el segundo. Y supe entonces que nuestra amistad era cierta al no encontrar dentro de mí ni un mínimo atisbo de envidia, sino agradecimiento por toda su ayuda brindada.

Al acabar la selectividad, Puli, Sarah y yo decidimos tomar caminos distintos. Caminos que sé, a ciencia cierta, no nos han hecho olvidar de dónde venimos, ni con quién estuvimos.

Hoy me enterado de la manera más tonta de algo que le ha llenado de alegría; que esperaba inocentemente y que como no, ha conseguido. Hoy me enterado de que sus maletas la llevan a Cambridge. Y desde aquí, con la certeza de que algún día leerá mis palabras, le doy mi más sincera enhorabuena. Porque sé que es el comienzo de algo bueno y porque sé también que se lo merece y que sabrá aprovecharlo como nadie.

Muchas felicidades Puli y gracias por todo.

viernes, 21 de agosto de 2009

Prefiero.


Intento ordenar palabras. Me obligo a elaborar un guión. Presiono mis pensamientos para crear algo bello. Y todo para hacerte saber lo que siento. Pero no funciona. Yo prefiero dejarme llevar.

Prefiero decir que te quiero por la manera en que me haces reír y hablar sin descanso. Por tus ojos que me miran como si fuese el primer día de vacaciones. Por tus silencios que se quedan sin voz de tanto gritar. Por tus besos que jamás se cansan de mis labios. Por tu miedo a desencadenar las manos.

Prefiero decir que soy feliz sabiendo que existes. Que tu corazón se inclina para observarme. Que permaneces aquí. Que jamás te vas. Y que me quieres, aunque no lo digas.

No necesito un orden, ni un guión. Solo a ti.

domingo, 9 de agosto de 2009

Déjame mentirte


Voy a mentirte. Voy a mirarte a los ojos y a decir que nunca he pensado en despertarme a tu lado. Ni me he imaginado mil veces cómo sería tu sonrisa tras el primer café del día. Voy a explicarte que jamás he soñado con tu olor al salir de la ducha. Ni he pensado en llamar a tu puerta mil veces para destapar cada uno de los sentimientos que me invaden al verte. Voy a mentirte de la manera más cruel al susurrar que no te quiero, ni te he querido nunca. Voy a fingir que no existes y que mi inmensa imaginación te inventó para alejarme de otras cosas. Voy a ser una cobarde, de esas que se marchan sin mirar atrás. Voy a alejarme de ti, hasta que el olvido nos busque por separado. A escribir un final para los dos en esta historia sin principio. Voy a decir adiós, mintiendo, gritando que apenas duele.

viernes, 24 de julio de 2009

Aunque ya no estés


Hoy me he encontrado con sus palabras, y no sé quién fue. Imagino que fue un ser maravilloso, amigo de sus amigos, auténtico como persona, fiel a sí mismo. Hoy le he leído por primera vez, pero siento que le conozco de toda una vida. Incluso siento su pérdida.

Sin embargo lo más curioso no es el hecho de haberme encontrado frente a frente con sus palabras un día cualquiera como hoy; sino que parece que a pesar de haberse trasladado al más allá (si es que éste existe), nunca se fue. Sus pensamientos perduran.

Es como si en cierto modo el siempre lo hubiese sabido. Como si quisiese dejar una huella en el mundo antes de marcharse. Como si no le gustasen las despedidas y se hubiera conformado con un hasta luego.

Hoy he viajado entre sus anécdotas e historias y por un momento se me ha olvidado que ya no estaba; y que jamás me cruzaría con él por la calle sin conocernos. Y estoy segura de que ha pasado porque de un modo u otro, encontró la manera de no irse nunca, o de al menos, no irse del todo.

Lo cierto es que creo que hay un motivo para nuestro encuentro tierra-cielo. Y aunque nunca vaya a leerme, desde aquí le agradezco cada una de sus frases.

viernes, 3 de julio de 2009

María


María ha dejado de esperar. De contar los días y los minutos en su cabeza. De soñar con el momento esperado. De dibujar su sonrisa con los dedos. A María se le ha agotado el corazón de tanto querer; de tanto luchar; de tanto dar sin recibir. Es consciente de que ya no hay salida y le produce el mismo dolor que un disparo. Se quema en vida y las dudas le acorralan.

María tiene miedo de estar sola pero a la vez añora estarlo. Se siente culpable por haber dejado morir la magia y espera un milagro que nunca aparece. María recuerda que un día fue feliz y le arrancaron la sonrisa a golpe de engaños. Se considera una piedra, inerte, incapaz de querer a largo plazo.

María no sabe cómo decir adiós, aunque la palabra se anide en la punta de su lengua.

miércoles, 1 de julio de 2009

Premio Blog de Oro


En primer lugar quiero agradecerle a Oier este premio, que me ha hecho mucha ilusión. Es bonito saber que puedes transmitirle algo a alguien, simplemente con palabras que te salen de dentro, de un modo inocente y poco trabajado. Sí, creo que ese es el mayor y mejor premio que una persona puede recibir. Y bueno, recibir este premio hace que yo también pueda premiar a otros 10 blogs.

Gracias a http://oierr.wordpress.com/

Modo de uso:

1-Exhibir el premio
2-Enlazar el Blogger que lo entrega
3-Elegir otros 10 Blogs para premiar
4-Informar por medio de un comentario en el Blog del elegido

Estos son los blogs premiados:

(orto)graphías de un autorretrato: http://ortographiasdeunautorretrato.wordpress.com/

La oyente del lagunero: http://www.laoyentedellagunero.blogspot.com/

Mi pequeño infierno: http://oierr.wordpress.com/

Elena y el sexo: http://gente5.telecinco.es/blogs/elenayelsexo/

Helena sin troya: http://helenaeradeesparta.blogspot.com/

Martinrasho: http://martinrasho.blogspot.com/

Escribe algo interesante: http://maia-imaginemyselfmaia.blogspot.com/

Kate Loves Me: http://katelovesme.blogspot.com/

Ojú con la publicidad: http://margafernandez.blogspot.com/

Cohetes naranjas: http://cohetesnaranjas.blogspot.com/


Enhorabuena a todos de corazón, porque realmente vuestras palabras merecen esto y mucho más.

martes, 30 de junio de 2009

Cansancio


Existe un punto intermedio entre ese momento en el que decides abrir una puerta y el momento en que la abres. Es entonces cuando la confusión entra en escena y no conseguimos recordar a ciencia cierta cuál es la llave correcta.

Necesito dejar de estar enfadada.

viernes, 12 de junio de 2009

Placer para mis oídos

Cuando el cansancio se esconde tras la puerta y aprovechando un descuido te atrapa entre sus brazos, no queda más remedio que rendirse. Cerrar los ojos e imaginarte tendido sobre la cama más cómoda del mundo, apoyando los pensamientos en una de esas almohadas gorditas y blandas a la vez. Dormir bajo el sonido mágico de una canción que se cuela por tu ombligo y te atraviesa el corazón. Morir de sueño y no despertar hasta que las horas te hayan reconstruído por fuera y por dentro. Imaginar, que a pesar de todo, puedes no estar soñando...

Un regalito de buenas noches:

jueves, 4 de junio de 2009

Ven a buscarme


Quiero sentir tu abrazo entre mis sábanas.
Y descubrirte poco a poco sin respiro.
Notar las yemas de tus dedos por mi espalda.
Y acariciar tu aliento en mi latido.

Ven a mi encuentro cuando caiga el destino.
Y cuando el mundo esté afónico.
Búscame cuando te pierdas por el camino.
Y cuando el aire esté histérico.

Quiero quererte con ansia entre la niebla.
Vislumbrarme a través de tu retina.
Sentir que tu corazón al tocarme tiembla.
Y que el calor se esparce por mis cortinas.

Ven a mi encuentro cuando tus entrañas bailen.
Y el viento huela a pan tostado.
Búscame cuando el universo calle.
Y cuando simplemente, necesites estar a mi lado.

martes, 2 de junio de 2009

Un regalito.

He decidido colgar este vídeo, porque despierta mis ganas de viajar... que nunca duermen del todo.

domingo, 10 de mayo de 2009

Noche


Noche. Noche absurda. Vacía. Intrigante. Noche estrellada. Llena. Inquieta. Noche oscura. Alegre. Difusa. Noche añil. Abierta. Eficaz. Noche impactante. Enamorada. Impulsiva. Noche loca. Sulfúrica. Surrealista. Noche asustadiza. Enérgica. Vulnerable. Noche ambiciosa. Generosa. Amable. Noche estratégica. Ardiente. Activa. Tus ojos son noche. Siempre son noche.

sábado, 9 de mayo de 2009

Desvaríos varios II


Sábado por la noche. Diez y veinte. Por mi cabeza resbalan las dudas, y mi corazón se siente desubicado.

En cuántas ocasiones habré hablado de esto, y cuántas veces me habré creído experta en cuidar los sentimientos ajenos. Pero cuando se trata de mí todo es confuso y ninguna de mis palabras me es aplicable.

Cuando quieres y no te quieren, sufres. Cuando quieres y te quieren, dudas. Cuando no quieres y te quieren, te frustras. Tal vez sea mejor no querer y que no te quieran. Tal vez sea mejor que me olvide de esta suma de estupideces que me crecen en los labios.

Lo cierto es que algo se ha roto y no encuentro el modo de repararlo. No recuerdo el día en el que apareció la primera grieta. Fue silencioso. Y quiero hacerlo, de verdad quiero hacerlo, pero todo a mi alrededor son piedras y yo siempre he sido como un pato.

Dudas, dudas y más dudas. Esas son las consecuencias de un sábado noche sin nada mejor que hacer...

miércoles, 6 de mayo de 2009

Estás...


Estás en el centro del terremoto.
En la llaga que me escuece por dentro.
En la sonrisa de un paseante que mira de reojo.
Y en el silbido del viento, de un lunes muy temprano.

Estás en el misterio de un libro sin páginas.
En la mirada que se apaga ante una frase no acabada.
En el calor de una caricia que se extiende por mi brazo.
Y en la rutina de un día al que le sobran las horas.

Estás en cada esquina que rodeo con mi espalda.
En cada farola que pone luz a mi olvido.
En el latido de una ventana que ansía ser abierta.
Y en el adiós que aguarda en mis cuerdas vocales.

domingo, 26 de abril de 2009

Andaba.


Andaba. Las calles estaban llenas de heridas y el cielo parecía enfadado. Caían lágrimas punzantes, calladas, eternas. Y yo sólo andaba. Bañada en tristeza. Sintiendo como un centenar de punzadas me agitaban el estómago. Deseosa de comprender qué fue aquello que no vi; o que no me dejaste ver. Andaba. Despacio, vacía, agotada. Sumisa, dolorosa, inconsciente.

Y de repente tu imagen. Allí. Tan lejos como mis ganas de escuchar tu voz una vez más. Habías hecho añicos aquello que me hacía caminar con normalidad. Habías traicionado mi razón; mi inteligencia. Habías cambiado. Ya no eras tú y dejé de quererte. Porque nunca amaste lo que soy. Porque sólo lo inventaste para robarme el amor que no te pertenecía. Porque creaste una personalidad inexistente.

Todo habría salido bien. Pero el tiempo a veces pone luz en la oscuridad, e incluso los más ciegos terminan por obtener la más clara imagen en su mente. Todo te habría salido bien. Pero tu ausencia me regaló unos instantes de pensamiento y me permití el lujo de mirar, y ver más allá del horizonte de mis miedos.

Ahora solo ando. Perdida y sin rumbo. Lejana a ti. Con el alma agrietada. Ahora solo escapo. No sé bien a dónde. Tal vez, a algún lugar que nadie pueda ensuciar con mentiras...

miércoles, 15 de abril de 2009

Estoy enfadada con el mundo.


Quiero gritar. Quiero desnudar mi alma. Quiero acallar las voces que resoplan en mi cabeza. Quiero acabar.

Veo tanta falsedad que me agoto. Y tanta injusticia que me duele el corazón. Siento que la locura me domina a veces, y que no soy tan normal, como aquellos que prefieren mirar hacia un lado y cerrar sus oídos.

Tengo mucho que decir. Tal vez demasiado. Tal vez no lo suficiente. Pero en ocasiones me falta el valor. Porque vivimos en un mundo en el que se da la espalda a quienes dicen verdades, y se regala un pedestal de oro a quien prefiere ser infiel con la mente.

Ya no quiero seguir. Porque mi conciencia me pide a alaridos que sea justa conmigo. Porque al fin me estoy encontrando, sin ni siquiera buscarme. Porque me cansé de ser inocente. Porque sí.

sábado, 4 de abril de 2009

Un lugar para soñar


A veces cierro los ojos y sueño que me desvanezco. Me siento como el humo que se hace notar en una isla desierta, y que poco a poco, desaparece. Puedo ver como mi alma se funde en la transparencia del viento y percibir, como unas manos ajenas a las mías me sujetan con cuidado y me mantienen a salvo.

A veces cierro los ojos e imagino que me he ido. Mis extremidades son arena lejana al mar y abierta al cielo. Puedo ver el interior de quien rodea mi mundo con sus pensamientos, y hacerme invisible entre las miles de palabras que se agotan en una frase.

A veces cierro los ojos y te observo aquí a mi lado. Aunque tú apenas inhales el olor de mis mejillas. Puedo contar cada suspiro que se te escapa de los labios, y bailar junto al sonido que provoca tu aliento.

Aunque tú ni me imagines. Aunque yo ni siquiera exista. A veces, cierro los ojos y sueño que me desvanezco.

miércoles, 18 de marzo de 2009

Desvaríos varios.


Dejé que cortaras mis alas
en un acto voluntario.
Empaqueté mis deseos
y los guardé en el armario.

Olvidé quién era antes.
Antes de que tú llegarás.
No volví a ser emigrante,
y quedé paralizada.

Perdí en el tren mis maletas.
Mis motivos y mis ganas.
Me avergoncé de mis metas,
y me creí enamorada.

Despedí mis ilusiones.
Me arrepentí en un segundo.
Y me llené de emociones,
para volver a mi mundo.

domingo, 8 de marzo de 2009

Errores


Mi vida está llena de errores y lecciones. He aprendido tanto sobre los fracasos, el valor de la perseverancia o la inutilidad de lo inmóvil que creo que puedo morir tranquila. No me arrepiento de casi nada y aunque algunas veces lo cambiaría casi todo, sé que si alguien viniera y me diera la oportunidad de hacerlo, mis cuerdas vocales tan sólo podrían vibrar para conformar el NO más rotundo.

No me considero sabia, ni tan siquiera experta. Sé que el camino que me espera es largo y no está repleto de jardines hermosos por los que correr agitando los brazos. No soy un ejemplo a seguir por nadie, ni mi intención es serlo, pues para mí no hay nada más mediocre que tratar de ser alguien que no eres por el simple hecho de considerar a esa otra persona como un ser perfecto. Una de las mejores cosas que el transcurrir de los días me ha enseñado es que cada persona es única en el mundo.

Y qué importancia tienen estas líneas. Y a qué viene todo esto de repente. Si supiera la respuesta, hace mucho tiempo que habría dejado de escribir. Pero sigo aquí, deseando con todas mis fuerzas demostrarme a mí misma que no estoy cometiendo un error. Que los años no convertirán en rabia cada una de las renuncias. Que me sentiré feliz mañana por ver como otros, personas a las que quiero, cumplen mis sueños, esos que yo ahora mismo no me veo capaz de cumplir.

miércoles, 4 de marzo de 2009

Esta vez no


Cuando pienso en todas esas historias que han marcado mi vida, me doy cuenta de que lo que hacía que las amase tanto era que albergaban un mismo final. Un final de esos que te llenan los ojos de lágrimas; que te hacen sentir algo en el corazón; ese que creías dormido para siempre. Un momento cúspide que obtiene como consecuencia una sonrisa escondida; y un sentimiento, [siempre el mismo], esperanza.

Mis piernas flaqueaban con cada paso. Por un momento sentí que iba a ahogarme con mis propios pensamientos, pues las palabras ansiaban brotar y en mi interior, gritaba con fuerza una voz imposible de acallar.

Anochecía en aquella playa desierta de almas y la brisa se colaba por los resquicios de mi cuerpo cuando la vi por primera vez. No sabría explicar cómo me sentí, o quizá sería mejor decir, cómo hizo que me sintiera. La amé desde el primer momento, sin apenas distinguirla entre la bruma que contextualizaba nuestra existencia. La amé como no lo he hecho en mi vida; como jamás haré. Nunca en mi vida he sido tan consciente de algo como lo soy de esto.

En aquel instante soñaba despierto. Pensaba en sus ojos incapaces de mentir y en su sonrisa poderosa capaz de curar la herida más profunda. Recordaba el gesto de su rostro al enfadarse, siempre por cinco minutos. La echaba de menos en cada hora marcada por mi reloj sin pilas.

Sabía dónde encontrarla y no lo dudé ni un segundo. Si la vida, no entiendo por qué razón, me estaba dando la oportunidad de estar a su lado y enmendar mis errores, no volvería actuar como un cobarde. Esta vez no...

viernes, 9 de enero de 2009

Música que no puede faltar

En días como hoy, en los que el frío nos congela los huesos y nos obliga a permanecer en casa acompañados de una manta y un cola-cao bien calentito, no hay nada mejor que escuchar buena música... ¿Qué mejor regalo podría haceros este 9 de enero? Aquí lo tenéis. Soñad, soñad, es el mejor plan del día.





Tal vez me repita, pero adoro esta banda sonora...

miércoles, 7 de enero de 2009

Change


Quería dejar de buscarme para encontrarme. Llevarme hasta el límite; ese límite que me hiciera querer gritar con todas mis fuerzas y volver a desear ser un títere de esta obra tan absurda. Pero jamás podría volver a ser un simple personaje. Sería yo. Sería yo de verdad, con el miedo en los ojos y la verdad en los labios.

Cuando al fin encuentras el momento oportuno para cambiar algo, y el mundo está de tu lado; cuando tomas una decisión sin saber a ciencia cierta cuales serán las consecuencias, algo cambia. Algo se rompe adentro para separar lo que fue de lo que será, para reconstruirse paso a paso con un material más fuerte. Y ese cambio nos limpia de toda razón impuesta, nos permite dar un uso impecable a nuestras alas. Para volar a algún lugar aún sin nombre... Para escapar y ser libres. Para pensar lo que queremos pensar, y sentir lo que queremos sentir.

viernes, 2 de enero de 2009

Pasado.


¿Por qué a los seres humanos nos cuesta tanto dejar el pasado atrás? A veces incluso tenemos todos los medios para seguir adelante y sin embargo no lo hacemos; no queremos hacerlo. No sé bien si es esperanza o desesperación lo que nos une con cadenas a ese pasado. Pero sea lo que sea, nos congela en el tiempo, evitando así que demos un paso más.

Hoy quisiera hablarte a ti, que vives del recuerdo. Que rememoras momentos pensando que por el simple hecho de haber sucedido volverán a hacerlo. Hoy quisiera hablarte a ti, que te engañas y engañas a los demás. Por favor, haz algo por ti y deja que los recuerdos se marchen.

Sé que es difícil. No soy de hielo. Lo sé. Pero no te hace ningún bien querer a alguien que no te corresponde. Lo tuyo es amor y obsesión. Lo suyo no es más que un pasatiempo. Y pareces feliz cuando estás a su lado, en esos pequeños momentos de duración determinada. ¿Pero de qué te sirve? ¿De qué te sirve permanecer luchando por alguien que mira hacia adelante y no te ve?

Utiliza tu fuerza de voluntad. Mira a tu alrededor. El mundo gira siguiendo un compás que tú no sigues. Ponte a su altura. Piensa en ti. Cierra la puerta y abre la ventana. Camina. Camina...

Todo principio tiene un final.

Soñemos. Soñemos con series como ésta. Con finales como éste. Soñemos porque no cuesta dinero y todos podemos permitirnos escapar un rato del mundo. Soñemos y perdamos la noción del tiempo...