sábado, 29 de agosto de 2009

Tiempo atrás


Tiempo atrás, mis sentimientos se volvieron poesía. Sólo bastaba con cerrar los ojos y pensarte; sellar mis labios y hablarte; soñar de día y verte.

Tiempo atrás me hice cuerda, y nudo a nudo llegué a tus brazos. Sólo bastó un minuto para quererte; una sonrisa para besarte; y un millón de horas para conocerte.

Tiempo atrás rocé las nubes, sin despegar mis pies del suelo. Sólo bastaba con tenerte; imaginarte; perderte.

Tiempo atrás me quedé atrás. En el cajón de versos perdidos. En el jarrón sin vida. En la mudez de una canción sin sonido. Y en la memoria de un amor sin cobertura.

2 comentarios:

Posmoderna dijo...

tiempo atrás alguien leyó ese poema, busco una brocha y pintura.

lindo blog, saludos

Deprisa dijo...

Lo importante es que ese momento existió, y aún pervive en tu memoria...