domingo, 11 de octubre de 2009

Me muero.


Me muero por darte un beso que te deje sin aliento. Por desnudarte a mi antojo sin preocuparme del tiempo. Por acariciar cada lunar de tu cuerpo y desgastarme el alma de tanto quererte.

Me muero por cogerte de la mano y andar sin rumbo. Por abrazarte tan fuerte que hasta mis pulmones lo noten. Por sonsacarte una carcajada que haga que el mundo entero se muera de envidia.

Me muero por ti.

6 comentarios:

Posmoderna dijo...

¿Quien en la vida no hemos sido por un momento una Nicaela?

El problema surge, cuando que buenos cafes hay en todos lados, encontrar una buena conversacion es lo dificil.
mil besos

Daniel Rico dijo...

Muy bello, realmente el amor es una desesperacion devoradora, por eso una tribu de sumatra llama a los amntes : LA BESTIA DE DOS ESPALDAS.

me gusto mucho tu sitio, saludos.

itjustbegan dijo...

aiss... ¡si supieras lo que me gusta leerte!
a veces tus palabras me dejan tan embobada que no sé si qué comentarte... pero que sepas que me paseo mucho por aquí :)

la oyente dijo...

Por aquí nada a cambiado,
eso me gusta!:)

Por mi mundo...las cosas no dejan de dar vueltas y vueltas... -creo que voy a marearme-.

muaaaaaaaaa!!!

Elle dijo...

Muy bonito.

Lo que no me callo.... dijo...

Me muero por coger tu mano y caminar a tu mano.... Qué bonito y que tema para ir al final a morir donde siempre: tú lo sabes...