sábado, 7 de noviembre de 2009

C'est fini


Lo cierto es que me quedé vacía. Gasté todas mis reservas, y ahora necesito tiempo para recuperarme. Por esa razón jamás podría darte lo que necesitas, aunque me esfuerce. Porque mi corazón está tan desgastado que no se le escucha. Porque me susurra mientras duermo, pidiéndome vacaciones. Porque sé que no eres tú, pero me niego a creerlo.

6 comentarios:

Take it easy! dijo...

Qué tendrá el frances, para que hasta cuando algo se acaba al decirlo suene con tanto estilo.

En todo hacen falta parentesis, y nuestro corazón nunca será una excepción.

Un besazo

Lo que no me callo.... dijo...

Uysss, cómo me ha gustado esta entrada, por tanto identificarme, parece que la hubiera escrito yo.... me gustó. Mucho....
Besos.

La oyente dijo...

...cuando algo lo tienes tan claro y, sin embargo, no quieres verlo...
increible reina!!
mua!

Lucía Corujo dijo...

Aunque ahora esté desgastado (o eso te parezca) el corazón se recarga (milagros de la naturaleza humana).
Un saludo

Posmoderna dijo...

muy bien escrito, pero linda! tienes que creerte el cuento, cada coma y punto.

Y hay cosas que nunca se gastan, como la estupidez y la capacidad de enamorarse, besos!

Paula dijo...

Te entiendo, y sabes que a mí me pasó algo parecido. Sólo espero que no hayas sufrido tanto como lo hice yo :). Todo pasa, y las pilas se te irán recargando con la vida... Un gran kiss.