miércoles, 18 de marzo de 2009

Desvaríos varios.


Dejé que cortaras mis alas
en un acto voluntario.
Empaqueté mis deseos
y los guardé en el armario.

Olvidé quién era antes.
Antes de que tú llegarás.
No volví a ser emigrante,
y quedé paralizada.

Perdí en el tren mis maletas.
Mis motivos y mis ganas.
Me avergoncé de mis metas,
y me creí enamorada.

Despedí mis ilusiones.
Me arrepentí en un segundo.
Y me llené de emociones,
para volver a mi mundo.