martes, 15 de septiembre de 2009

No.


No apartes la mirada. Quiero descifrar el acertijo que suponen tus ojos. No des un paso atrás. Quiero tan sólo cogerte de la mano y dar un paseo. No digas nada todavía. Quiero disfrutar de este silencio a tu lado. No trates de no sentir nada. Quiero una dosis de sinceridad para poder dormir. No huyas. Quiero enseñarte que siempre puede ser mejor. No busques una explicación. Quiero que entiendas que a veces, estas cosas, simplemente suceden.