sábado, 6 de febrero de 2010

Dos semanas.


Han sido dos semanas horribles, llenas de confusión y nerviosismo. Dos semanas sin tener el control de mi vida sujeto a las yemas de mis dedos. Dos semanas que se han sentido como dos años. Dos semanas en las que podríamos haberlo perdido todo. Dos semanas que inevitablemente, han cambiado mi forma de entender el mundo.

Dos semanas sintiendo como el miedo me iba invadiendo a sus anchas. Dos semanas de esfuerzos en vano por mantener la calma. Dos semanas con la incertidumbre y las dudas. Dos semanas de sonrisas fingidas; de preocupación escondida; y de besos que eran más que besos. Dos semanas perdiendo y recuperando.

Han sido dos semanas que ahora parecen no haber existido. Dos semanas que se traducen en una noche en silencio entre tus brazos. Dos semanas para reconocerme nuevamente en el brillo de tus ojos. Dos semanas tan duras como el pan del día anterior dejado al aire libre. Dos semanas para tener una respuesta.

Sí. Ya no hay más peajes. Sigamos viajando.

5 comentarios:

La oyente dijo...

Sabes? con tus textos me pasa que no sé si son autobiográficos o totalmente ficción, pero vaya!sea cmo sea, me encantan, lo que más..el final de éste...
-sigamos viajando-
:)

Vértigo dijo...

Ya pasaron las dos semanas...

La oyente dijo...

Si reina...ya acabarón las lluvias por allá...la verdad es que menuda llevan las islas...La Palma por ejemplo, entre el fuego de éste verano, las lluvias ahora...buf!

Gracias por preguntar,
muá!

Cristina dijo...

estoy de acuedo contigo hay semanas, incluso diría, hay días...que son realmente años enteros.
me alegro de q, pasado el temporal, "sigas viajando" :D

pd: me encanta Maldita Nerea!! :D

muaaak!!

Lo que no me callo.... dijo...

Animo!!!! Pasaron dos semanas, sí, pero te queda toda la vida...
Un abrazzzito.