domingo, 11 de abril de 2010

¿Cómo?


Hay errores inocentes, que apenas importan. Y hay errores que marcan un antes y un después; que hieren; que agrietan; que se adentran como nubes tapando el sol de la tarde. ¿Cómo perdonas ese tipo de errores? ¿Cómo olvidas las noches dando vueltas y vueltas en una cama que se hace por momentos, tan grande? ¿Cómo asumes que ya jamás será igual? Y perdonas. Pero no olvidas. Porque tu memoria es traicionera y a veces sólo recuerda lo que quiere recordar. Y decides seguir adelante. Pero los malos recuerdos te acuchillan en momentos inesperados. Porque en el fondo ese dolor sigue ahí; y la medicina adecuada para hacerlo desaparecer no se vende en ninguna farmacia.

La música que me inspira:

12 comentarios:

Silvia dijo...

Qué bonita entrada...

Aunque no es facíl creo que se puede perdonar pero olvidar se me hace complicado.
Hay veces que se llega al punto de decir: te perdono, pero hay que seguir adelante... muchas veces el cariño no es suficiente y pierde sentido, creo que una vez que se ha perdido la confianza no hay vuelta atrás...

preciosa canción "hear you me"
Besos,
:D

Take it easy! dijo...

Creo que Silvia dio de pleno...

El problema no es perdonar... el problema es recuperar la confianza. Algo que bajo mi punto de vista es casi imposible, aunque sólo sea por decir que impossible is nothing...

Puedes perdonar, puedes intentar olvidar... pero si no vuelves a confiar siempre tendrás esa sombra sobre la relación con la otra persona.

Cualquier tipo de relación, y mas si es una relación sentimental, se levanta sobre los cimientos de la confianza... Si esos cimientos fallan el edificio siempre será inestable y tendrá un claro riesgo de caerse...

No es facil. Ánímo!!

Besos.

Vértigo dijo...

ya hubiera ido a la farmacia si se vendiera la medicina...

Paula dijo...

A veces las cosas se rompen y no hay pegamento que valga... Triste pero cierto :) Sólo tú puedes saber cuándo es demasiado tarde para pegar las piezas.

Besos,

Paula

Take it easy! dijo...

Muy buenas señorita!!!

Vengo a recordarle que mañana acaban las votaciones en No Einstein's quiz!!!

Pasate y votaaaa!!!

Besos!!!

Take

Between light and nowhere dijo...

Es difícil olvidar un engaño; pero creo no es necesario olvidar nada. Creo que la vida es momento y es recuerdo. Lo que nos ha pasado forma parte de quiénes somos hoy. Todos podemos cometer errores; todos nos exponemos a riesgos, tentaciones y peligros. Lo importante es aprovechar lo que tenemos hoy, tener lo que queremos, y luchar por ello, para seguir teniéndolo en el futuro. Amar es perdonar, recordar, luchar, superar... amar es todo. Y es tan complicado... Nunca supe si es mejor guiarse por la razón o por el corazón.
Siempre conmueven tus escritos, las emociones afluyen en cada palabra.
Un beso!!

Posmoderna dijo...

es verdad, la memoria es selectiva. Pero el olvido es el unico perdon y la unica venganza.
Ojala algun dia podamos aprender mejor que olvidar.
saludos linda

sandocan en bicicleta dijo...

si no hay confianza, no hay relacion.
una vez que se rompe la confianza es muy dificil volver el tiempo atras. cuando la cama se hace grande, y las horas de sueño pequeñas, tal vez sea hora de sentarse a pensar, y tomar otra decision.
un saludo en lalejania.

Cristina dijo...

"sabes que el pasado es un catarro mal curado en la conciencia" (Romper, Luis Ramiro)

Pues eso... si es q la memoria es así y se empeña en q ciertas cosas se queden para siempre "mal curadas" en la conciencia :D

un besote!

La oyente dijo...

¿Cómo vuelves a confiar en esa persona? Quizás decidas perdonar, pero puede que te quede el temor de que vuelva a "hacertela"...
Y es que yo ando ahora con este tema, no sé bien que hacer, donde buscar...y para colmo todo el mundo sabe que haría en tu lugar -menos tú,claro-...
Ais, me encanta re-encontrarme con tus textos (y más cuando ando con las mismas dudas que tú).

mua!!

Magdalena Barreto dijo...

Hola.
No sabes cuánto de identificada me he sentido con esta entrada.
Es cierto que se puede perdonar, pero ¿realmente vale la pena continuar cuando nuestra cabeza no deja de recordarnos lo mucho que nos hirieron?¿cuándo los temores se imponen a cualquier otro sentimiento?¿cuándo se pierde la confianza?¿cuándo estamos en un sin vivir por si vuelve a suceder?...yo opté por perdonar, porque me niego a vivir envenenada de rencor. Pero también opté por no continuar porque sabía que no sólo me estaría atormentando yo continuamente, sino que también se lo pondría muy difícil a la otra persona, puesto que no habría mal momento que no me sirviera para recordarle su error y el daño causado. Ante eso, ¿valía la pena seguir viviendo del pasado? En mi caso, no. Si la confianza se rompe, si el corazón se deshilacha...mejor borrón y cuenta nueva, aunque hayas perdonado.

Nati dijo...

A veces, no es que no podamos perdonar. Por poder.
La cuestión es si DEBES perdonar según qué cosas.
Por experiencia sé que perdonar algunas cosas, no es bueno. nunca te lo quitas de la cabeza, nunca llegas a perdonarlo del todo, lo echas en cara a la mínima de cambio, y lo peor: el miedo a que se repita.
Antes perdonaba demasiado. Por eso ahora procuro no perdonarle a los demás, lo que no me perdonaría a mí misma.
Perdonarse a uno mismo...ese es el perdón más difícil.
Interesante tu blog, me quedo por aquí. Un saludo