viernes, 30 de abril de 2010

Tik Tak


A veces siento que voy a explotar. Como si en mi interior anidara una bomba de relojería que marca los últimos segundos.

Siento que todos mis pensamientos contenidos empujan cada vez con más fuerza las paredes de mi cuerpo para escaparse. Y siento que todos esos sentimientos que una vez guardé con llave dentro de mi corazón, saldrán a la luz y todo dejará de estar oscuro.

Mentiría al decir que no tengo miedo de encontrarme desnuda de repente. De permitir que los demás conozcan esa parte que quise guardar para mí. Ciertamente mentiría.

Pero sé que pasará. Y no habrá vuelta atrás. Todo, absolutamente todo lo que callé quedará dicho. Para bien o para mal. Y dejaré de ser yo, porque ya no habrá nudos que desatar, ni enigmas por resolver. Sólo quedará el vacío y la tranquilidad de una vida sin secretos que proteger.

Sólo quedaremos la realidad y yo, mirándonos como si fuera la primera vez.

6 comentarios:

Silvia dijo...

A veces viene bien soltar ese mundo de historias, de verdades, pedazos de ti y lanzarlos al mundo... quitarte ese peso de encima...
y enfrentarlos de una manera distinta,
preciosa actualización!,

besos!,
;D

Magdalena Barreto dijo...

Hola...
Me ha gustado mucho el post, porque todos nos sentimos así alguna o algunas veces a lo largo de nuestra vida.
Sólo difiero en algo...creo que cuando realmente explotamos, es cuando verdaderamente somos nosotros.Cuando dejamos de tener secretos que ocultar, cuando nos mostramos completamente desnudos al mundo...es cuando aflora nuestro verdadero yo.
Cuando esto suceda...seguro que terminarás sintiéndote mejor.
Muchos besos cargados de ánimo.

eso es lo que se siente dijo...

me siento exactamente igual que tú... hay veces que hay ganas de explotar, y una vez lo haces, a veces gusta y a veces no...

a mi tb me gusta esa parte que sólo una o dos personas conocen...

pd: me encantan tus actualizaciones

Cristina dijo...

¡¡me encanta esta entrada!!
no te puedo decir más...¡genial!

Toplus dijo...

la verdad es como una droga, sienta bien, porque todos queremos algo de sinceridad en la vida. El verdadero problema es lo que tu dices, cuando pasamos de "cortarla" y la dosis de sinceridad es tan pura que... mata, pero en ese momento, da exactamente igual, porque era lo que necesitabas.

Un beso y una reflexión de un viejo conocido de nocturno rostro.

Magdalena Barreto dijo...

Ey...dónde se ha posado la mariposa???Te la has dejado olvidada????jajajaj.
Besos