martes, 25 de enero de 2011

Desvaríos varios VI


Antes de nada me gustaría disculparme por mis largas ausencias, pero están siendo tiempos moviditos. Aquí os dejo lo último que he escrito, que no necesariamente es autobiográfico. Espero que lo disfruteis.

Estoy empezando a quemarme. Lo sé porque mis pensamientos han ido poco a poco adquiriendo un color grisáceo, similar al de la ceniza. Y porque cuando pienso en ti acariciando sutilmente mi hombro derecho, mi temperatura corporal aumenta de tal modo que creo estar poniéndome enferma. Y siento el humo, colándose por las grietas de mi pecho, enrojeciendo batallas pasadas y cegando el poco sentido común que aún albergaba en mi existencia.

Estoy empezando a rendirme. Lo sé porque asiento en cada una de tus proposiciones para nada decentes, dejándome llevar. Y porque las certezas que antes veía tan seguras, salen ahora a luchar sin espada ni escudo. Y siento cerca la derrota, pero dejo que me embauque con frases de autor, tan estudiadas que aunque ya las conocía me parecen recién sacadas del horno, con el mismo olor apetecible y hogareño.

Estoy empezando a quererte. Lo sé porque viajas a mi mente en cada renglón que apoyo sobre el papel, dejándote entrar aunque vengas sin pasaporte. Y porque despertar sobre tu almohada es como sumergirme en el océano más profundo, sin pensar que en cualquier momento puedo dejar de ver tierra y encontrarme perdida en el centro de la nada, sin más compañía que estos sentimientos que no conoces y jamás conocerás. Y siento que puedo respirar, aunque el agua me cubra hasta la cabeza.


7 comentarios:

Silvia dijo...

Rumbi!
Que bueno tenerte de vuelta, también he vuelto, a veces estar "lejos" viene bien,
Qué tal estás?

Una vez más nos encantas con tus letras, y de alguna manera me reflejo en esas palabras, suerte que al final, a pesar de las corazas, la mirada me delata...

(feliz 2011!)
un abrazo,

ROP dijo...

Me recuerda a:

"soy un extraño en el paraíso,
soy el juguete de la desilusión.
Estoy ardiendo y tengo frío.
"

http://www.youtube.com/watch?v=KGhi6uebjs0

Un abrazu!

Vértigo dijo...

me alegra que escribas de nuevo.

Poeta del Cielo dijo...

una honra poder leerte..... un belo texto..

saludos
linda semana
abrazos

Paula dijo...

"Y siento que puedo respirar, aunque el agua me cubra hasta la cabeza". Esto es lo que todos tendríamos que lograr! Aprender a vivir aun con el agua al cuello, aprender a bucear los malos momentos... :)

Qué bien que escribas, Patri.

Un besote

Cristina dijo...

¡qué alegría volverte a leer! y nada tu tranquila todos tenemos momentos de ausencias bloggera!! jeje...pero yo me sigo paseando por aquí de vez en cuando :P

me alegro mucho de q te gustara pablo moro, te debía una: tú me recomendaste el último de despistaos!! jejeje

y siii estoy emocionadísima con lo nuevo de rafa pons!! jaja ya te daré la lata cuando saque el disco para q lo escuches :D

por cierto, autobiográfico o no, me encanta tu entrada!!

un abrazo!!

Nicole Sagan dijo...

Me gusta mucho cómo escribes.
Tienes maestría.
Me alegro que hayas vuelto. Todos nos vamos alguna vez para darnos cuenta de que tenemos ganas de volver. O sencillamente para descansar.
Un abrazo.