martes, 26 de julio de 2011

Nos vemos a la vuelta.


No me siento viejo porque tenga tantos años tras de mí, sino por los pocos que tengo por delante. (Ephraim Kishon)


Hace apenas 4 días dejé atrás mis 23 para sumar a mi vida una primavera más. Un año más de experiencias, de errores de los que aprender, de sonrisas que regalar y de personas que vienen y van o que, a veces por sorpresa, vienen y se quedan. Y por supuesto, de personas que están, y que tienes la certeza de que nunca se irán.

Llevo días pensando en hacer un pequeño balance de las cosas que han cambiado en mi vida los últimos doce meses, y al abrir el baúl de los recuerdos me he encontrado con que mi memoria ha decidido ser selectiva y otorgar prioridad a los momentos en que he sido más feliz. Aunque claro está, eso no quiere decir que algún mal recuerdo no se me haya colado entre las rendijas.

Teniendo en cuenta mi tendencia a ser todo un ser humano que comete errores una y otra vez, he aprendido un montón de cosas. Cosas que me incitan diariamente a querer ser una persona mejor y que me regalan sabiduría de esa que sólo aquel que tiene los ojos abiertos es capaz de percibir.

Me siento agradecida por los momentos que he vivido, los bonitos y los feos. Sí, los feos también, porque me reafirman en mi capacidad para seguir adelante, y me han hecho más fuerte.

Me siento agradecida por aquellos que han estado a mi lado, compartiendo cola-caos, viajes, abrazos, alegrías, tristezas, nubes grises... ¡tantas cosas! Porque son ellos los que me hacen saborear de verdad mis días.

Me siento agradecida por el tiempo, que ha sabido hacerse corto cuando he necesitado un buen chute de presión y largo cuando las heridas de guerra empezaban a cicatrizar, pues uno no puede curarse en dos meses de una batalla de años.

Y así podría seguir unas cuantas horas más, mencionando aquello por lo que me siento agradecida, pero hay cosas que prefiero guardarme para mí.

Sólo una última cosa. Gracias. Gracias a vosotros que me leeis, y visitáis mi lugar para soñar; que me habéis visto crecer mediante palabras y que tantas veces me habéis hecho reír con las vuestras. Con vosotros, todo esto tiene mucho más sentido.

Hoy cierro por vacaciones este blog, aunque quién sabe si podré resistirme a escribir durante tanto tiempo. Necesito unas semanas de vacaciones, para estar con mi familia, para descansar, para mí. Espero que esteis disfrutando enormemente de las vuestras y... ¡Nos vemos a la vuelta!

10 comentarios:

Miss Probeta dijo...

¡Hasta la vuelta, Patri!

Un beso,

Puli ;)

raindrop dijo...

Que pases unos días estupendos, preciosa :D

Permite que comparta contigo, en esta ocasión especial (y a propósito de este post que tan entrañable me ha parecido), las palabras de una carta atribuida a Shakespeare:


Después de algún tiempo aprenderás la diferencia entre dar la mano y socorrer a un alma y aprenderás que amar no significa APOYARSE, y que compañía no siempre significa SEGURIDAD.

Comenzarás a aceptar tus derrotas con la cabeza erguida y la mirada al frente, con la gracia de un niño y no con la tristeza de un adulto y aprenderás a construir hoy todos tus caminos, porque el término 'mañana' es incierto para los proyectos y el futuro tiene la costumbre de caer en vacío.

Después de un tiempo aprenderás que el sol quema si te expones demasiado. Aceptarás incluso que las personas buenas podrían herirte alguna vez y necesitarás perdonarlas.
Aprenderás que hablar puede aliviar los dolores del alma...

Descubrirás que lleva años construir confianza y apenas unos segundos para destruirla y que tú también podrás hacer cosas de las que te arrepentirás el resto de tu vida.

Aprenderás que las nuevas amistades continúan creciendo a pesar de las distancias y que no importa qué es lo que tienes en la vida sino a quién tienes en la vida, y que los buenos amigos son la familia que nos permitimos elegir. Aprenderás que no tenemos que cambiar de amigos, si estamos dispuestos a aceptar que los amigos cambian.

Aprenderás que las circunstancias y el ambiente que nos rodea tiene influencia sobre nosotros, pero nosotros somos los únicos responsables de lo que hacemos.

Comenzarás a aprender que no nos debemos comparar con los demás, salvo cuando queremos imitarlos para mejorar. Descubrirás que lleva mucho tiempo para llegar a ser la persona que quieres ser, y que el tiempo es corto.

Aprenderás que no importa dónde llegaste sino adónde te diriges y si no lo sabes cualquier lugar sirve. Aprenderás que si no controlas tus actos ellos te controlan y que ser flexible no significa ser débil o no tener personalidad, porque no importa cuan delicada o frágil sea una situación: siempre existen dos lados.

Aprenderás que héroes son las personas que hicieron lo que era necesario, enfrentando las consecuencias...

Aprenderás que la paciencia requiere mucha práctica. Descubrirás que algunas veces la persona que esperas que te pise cuando te caes, tal vez, sea una de las pocas que te ayuden a levantarte.

Aprenderás que hay mucho más de tus padres en ti que lo que supones. Aprenderás que nunca se debe decir a un niño que sus sueños son tonterías, porque pocas cosas son tan humillantes, y sería una tragedia que se lo creyese porque le estarás quitando la esperanza.

Aprenderás que cuando sientas rabia, tienes derecho a tenerla, pero eso no te da derecho a ser cruel. Aprenderás que no siempre es suficiente ser perdonado por alguien, algunas veces tendrás que aprender a perdonarte a ti mismo. Aprenderás que con la misma severidad con la que juzgas, también serás juzgado.

Aprenderás que no importa en cuántos pedazos tu corazón se partió, el mundo no se detiene para que lo arregles. Descubrirás que sólo porque alguien no te ama de la forma que quieres, no significa que no te ame con todo lo que puede. Porque hay personas que nos aman, pero que no saben cómo demostrarlo...

MADURAR tiene más que ver con lo que has aprendido, que con los años vividos.



un beso muy grande y felices vacaciones.
Hasta la vuelta ^^

La oyente dijo...

Ais, Rumbi, este año en las oposiciones, sin experiencia, poco se puede hacer...pero vamos, ya sé como son xD

Espero que disfrutes mucho de tus vacaciones, que seguro son merecidas,

y respecto a tu texto, por mi parte dos cosas:
1. Felicidades!!!!(atrasadas, no lo sabía), y
2. Gracias a ti, por dejarte conocer a través de la tinta.
Me alegra seguir compartiendo visiones del mundo contigo desde otro lugar de España.

muaaaaaa!!!

Vértigo dijo...

felices vacaciones!

Mario dijo...

Espero que no te pierdas entre tus momentos vacacionales. Vamos, que encuentres el camino de regreso. Me gustaría seguir leyéndote. Porque te sigo, y saber por qué te sigo... Es genial leerte, es un placer, es una necesidad, eres tú, escrita en tantos registros.

Felices vacaciones. Y feliz regreso...

Un beso, estival.

Mario

Cristina dijo...

Felices 24 y felices vacaciones! nos vemos bloguisticamente a la vuelta, por supuesto!! ;D
Un abrazo!

UnAngel dijo...

Felicidades !! Cumplir años es la mejor de las noticias :-)
Por otra parte la memoria siempre es selectiva, afortunadamente, pues lo contrario lleva inevitablemente a la amargura y desolación.
Yo no soy amigo de hacer balances, pues siempre me descuadran, quedan partidas pendientes, y otras no se si incluirlas en el debe o el haber.
Intento pensar en cada día como un regalo, y como único objetivo disfrutarlo. Es difícil, porque el peso del futuro lastra mis alas, pero no dejo de intentar volar en el presente.

Disfruta tus vacaciones.
un beso.

maria dijo...

Pero como me gusta todo lo que dices. Es como si te tendría delante de mi contándomelo. Entre tanto lio el viernes no me dió ni tiempo de despedirme de ti como dios manda. Aparte de que no me gustan NADA las despedidas. Pues lo dicho que disfrutes, y pase lo que pase PON CARA DE CONTENTA como haces siempre guapa!!!!

Morganilla dijo...

Eso disfruta de cada día y cada experiencia...aquí te espero sentada en el jardín al lado de mi(cola cao) cappuccino + tortitas + nata+ caramelo…
besos

alexisdreamcaster dijo...

muy bellas ambas! vos y tus palabras! x)